Tal y como está el panorama político, una de las posibilidades que se está contemplando es el hecho de convocar nuevas elecciones. Esto ocurrirá en el caso de que los partidos políticos actuales no consigan llegar a un consenso sobre lo que van a hacer a partir de este punto.

Hemos visto toda una serie de propuestas impactos que se han lanzado al aire, pero, hasta ahora, ninguna parece que realmente vaya a tener éxito. Además, lo peor de todo es que estas propuestas no hacen otra cosa que perjudicar la confianza que los partidos políticos trasmiten a sus votantes.

Ha habido algunos de ellos que han dicho una cosa, pero luego, a la hora de la verdad, han cambiado sus palabras tirando su credibilidad por los suelos.

Esto es así que hay muchos expertos que aseguran que el hecho de convocar nuevas elecciones no va a arreglar nada… Más bien todo lo contrario. Es probable que nos encontremos ante un panorama político que sea todavía más incierto y hasta la situación se acabe complicando todavía más.

Estamos en un cambio de tendencia bastante importante y no sabemos muy bien cómo va a cambiar la cosa.